Poesia lirica

0
Esta rama de la poesía floreció con gran abundancia. Lo subjetivo se manifestó a través de onomatopeyas, disfrasismos y paralelismos. Se reviste de magia, sortilegios y ornamentos multicolores. Esta poesía es en su totalidad casi anónima. Poseen una estructura rítmica especial; su verso es irregular, y el poeta vuelca en ella lo íntimo de su pensamiento. Una característica importante es la repetición, y se encuentran frecuentemente en los himnos rituales, aunque también en la poesía épica.
Un procedimiento muy empleado también fue el disfrasismo, de un profundo contenido poético y de verdad, así como el paralelismo, y el uso de “colores” (creación indígena que oscila entre el plano musical, mágico, filosófico y poético).
Los recursos literarios abundan en la poesía indígena, tales como las metáforas, comparaciones y epítetos, todos ellos inundados por la vegetación del Valle del Anáhuac.
La poesía fue sumamente religiosa. Existían dos temas básicos: Religioso - filosófico y Metafísico. Destacó en este campo el rey poeta Nezahualcóyotl. Su poesía es tersa, serena y de gran hondura filosófica. Los temas de sus poemas se centran alrededor de la esencia y la existencia, la inestabilidad de la raza humana, la vanidad del mundo y la caducidad de las cosas.
La poesía náhuatl gira en torno de la presencia de dios en todas partes, de su invocación, búsqueda y procuración por estar cerca de él, así como los temas de la vida, la muerte, el gozo de vivir, la vida en el más allá, la guerra, y finalmente el poeta y la poesía, en donde el poeta se alude a sí mismo y a su producción.
No es posible comparar la poesía lírica náhuatl con la de otros pueblos, ya que el nahua no tiene límites, ya sea porque hable de la vida, el fuego, el valor, o ya bien del sacrificio, la meditación, la filosofía y la serenidad. Además, su carácter religioso, su posición ante la trascendencia y su entrega ante lo sobrehumano, no nos deja de impactar.
Creo que la literatura náhuatl no tiene comparación alguna, ya que es un complicado tejido entre lo sumamente religioso, lo mítico y la naturaleza, que difícilmente se llega a lograr.
Es interesante observar como para nuestros antepasados la vida era algo sumamente hermoso, y que todo ello se debía sólo a un ser supremo, y además se le honraba en todo momento.
 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada